viernes, 17 de octubre de 2014

LAC - LABORATORIO DE ARTE COMUNITARIO


El LAC es una propuesta que se enmarca en lo que se conoce como arte social o arte comunitario. Se lleva a cabo en colaboración entre el Museo de Sant Boi, el Centro de Arte Municipal - Can Castells y la Unidad de Igualdad de Oportunidades y Empleo del Ayuntamiento de Sant Boi.

Esta propuesta se basa en la convicción de que el arte y los procesos creativos pueden ser una herramienta clave a la hora de promover un cambio social, para caminar hacia un modelo de sociedad más justa y cohesionada.

Todo ser humano es un artista y cada acción, una obra de arte 
Joseph Beuys 
¿Por qué el LAC?

En este momento, con riesgo de fractura social, asegurar la cohesión social debe ser el principal eje de trabajo de la Administración Pública. Se necesitan programas capaces de impulsar propuestas testadas y adecuadas a esta situación.

Las propuestas se deben implementar, desde las diferentes áreas de actuación de la Administración, de manera coordinada y trabajando de manera transversal. Sólo así optimizaremos al máximo, tanto el capital humano como los presupuestos de los que disponemos.

Esta propuesta nace a raíz de dos programas municipales:
  • El programa Hermes - en colaboración con los hospitales de las Hermanas Hospitalarias (Benito Menni) y San Juan de Dios, de Sant Boi - que nos ha permitido trabajar desde diferentes metodologías y disciplinas artísticas, con personas con capacidades diferentes y trastorno mental. El bagaje acumulado, durante diez años de trabajo e investigación, nos permite abordar nuevas propuestas con la experiencia acumulada de trabajo transversal y multidisciplinar. 
  • El proyecto Felikitas. Un proyecto innovador que aplica la inteligencia emocional como una herramienta de intervención social. Es un proyecto en clave de ciudad, que da valor a la ecuación: creación comunitaria y educación emocional como ejes vertebradores de convivencia. 

¿Qué hacemos en el LAC?

La creación comunitaria nace entre finales de los años 60 y principios de los 70 Los cambios sociales del momento, fruto de la lucha por los derechos civiles, provocaron una nueva manera de entender el arte, con un compromiso político y social. Se cuestiona el formalismo, el mismo papel del artista, el mercado artístico. Se da más importancia al espectador y al contexto y se propicia un nuevo concepto: el arte como una herramienta de cambio y transformación social.

Se estableció un nuevo marco de relación entre el estamento público y la ciudadanía, con el objetivo de que el individuo se convirtiera productor de contenidos culturales a través de procesos participativos.

El statu quo actual presenta un escenario similar: un momento de movimientos sociales, de cambios y búsqueda de nuevos modelos de gestión pública más eficientes y participativos.

La colaboración entre los artistas y los diferentes colectivos fuerza al artista a delegar sus funciones creativas al grupo y el carácter de la obra artística se transforma en una propuesta común, lo que promueve un enriquecimiento personal en ambos sentidos , tanto para el artista como para las personas que han participado.
En este tipo de propuestas, a menudo se daba más importancia a los procesos del grupo que los resultados estéticos, lo que ha provocado el alejamiento del arte social del arte más institucional y académico. Pero nuestra propuesta intenta que esta línea divisoria se desvanezca; por eso apuesta por propuestas de co-creación, cuidadas, con una técnica y estética depurada.

Trabajamos con diferentes colectivos. Desde personas usuarias de los servicios de salud mental, a internos de prisiones, personas mayores, mujeres emigradas, escuelas, adolescentes, ... así como diferentes fundaciones y entidades. Muchas de las personas que participan han encontrado en el LAC un espacio de encuentro, de intercambios, de aprendizaje, un momento en que se relajan y hacen algo en grupo, ... en definitiva un espacio de crecimiento y mejora personal.

Aparte de las propuestas comunitarias, también trabajamos con diferentes artistas locales, e internacionales, que muestran su trabajo de manera individual. De esta manera al presentar las diferentes propuestas juntas, estamos haciendo resaltar la propuesta comunitaria y evitamos la exclusión de los colectivos más vulnerables que participan en la propuesta.

En el ámbito del arte comunitario es muy importante el contexto, es decir, el emplazamiento de las obras. A menudo están ubicadas en espacios que no sólo tienen una importancia física, sino también humana y social.

Por eso el LAC se presenta en el marco de las Jornadas Europeas de Patrimonio, en edificios patrimoniales - unas Termas Romanas y dos grandes casas del siglo XVII. Un contexto de referencia e identidad de la ciudad.

¿Cuáles son los objetivos?

  • Hacer accesible el patrimonio local y la cultura a personas y colectivos que, normalmente, no van a los museos, promoviendo la participación ciudadana y teniendo en cuenta sus diversidades sociales y culturales. 
  • Romper con los estigmas que sufren algunos de estos colectivos y promover espacios de convivencia, que pongan en contacto estos colectivos con el conjunto de la ciudadanía, desde las dinámicas participativas de los procesos creativos. 
  • Favorecer el desarrollo de la autoestima y el empoderamiento de las personas que participan en el proyecto, así como trabajar en la dinámica de los grupos, sus habilidades sociales y la resolución de conflictos por medio de los procesos creativos, entendiendo que la creatividad puede jugar un papel clave para la transformación de los individuos y de la sociedad donde viven. 
  • Fomentar las prácticas artísticas colaborativas, para democratizar el arte, la cultura y el patrimonio local. Con propuestas más accesibles, participativas y que tengan en cuenta las necesidades y particularidades de cada colectivo. Conceptos como la Cocreación y el Procomún son pilares fundamentales del proyecto. 

Vídeo LAC 13 / Video LAC 14
Conclusiones

La valoración que hacemos de estas dos primeras ediciones es muy positiva. Tanto por los resultados de las piezas artísticas, como por el trabajo con los grupos. Pero hay que destacar que en la segunda edición, el trabajo con los grupos ha sido durante más tiempo - entre tres y cuatro meses - lo que ha provocado un cambio muy significativo en cuanto al empoderamiento y mejora del bienestar de los participantes.

Quisiéramos destacar especialmente la propuesta PUNTO, de la edición de este año, porque pensamos que es el proyecto que va un paso más allá de las experiencias tradicionales de arte comunitario. Las mujeres emigradas que han participado en la propuesta, a raíz de la capacitación que han recibido por parte del artista - en este caso el diseñador Vitor Bastos- han iniciado el proceso de poner en marcha una cooperativa. Este hecho pone de manifiesto cómo el arte comunitario puede jugar un rol de cambio, emancipación y una herramienta para el desarrollo personal.

Uno de los retos de futuro que nos planteamos con el LAC es implementar propuestas que intervengan el urbanismo del barrio. Hasta ahora la participación ha sido con entidades o colectivos, pero entendemos que la participación ciudadana puede convertirse en una herramienta de planificación básica en la planificación urbana. En definitiva apostar por una democracia participativa y por una ciudad más cohesionada e inclusiva.

Joanjo Esteban Castanera
Tècnic de Difusió i Serveis Pedagògics
Museu de Sant Boi de Llobregat
jesteban@santboi.cat

1 comentario:

  1. uenos días a todos y muchas gracias por compartir tanto sobre arte. Para los que estamos dando los primeros pasos, este tipo de recursos nos ayuda mucho a aprender y mejorar. Les comento que hace un tiempo hice un curso y empecé a producir mis propios diseños. Estaría bárbaro que nos recomienden también otros sitios en donde salir a vender el diseño que producimos. Gracias y saludos desde Temperley, Buenos Aires!

    ResponderEliminar