lunes, 19 de junio de 2017

EL JARDÍN DE LAS DELICIAS


El jardín de las delicias es un proyecto artístico realizado por la artista Júlia Montilla, en el que han participado personas atendidas en las unidades de salud mental del Centre Assistencial Sant Joan de Déu Terres de Lleida, y se ha desarrollado con la colaboración del Centre d’Art la Panera y con el apoyo de Obra Social la Caixa en la convocatoria «Art for change».



El proceso de trabajo y la metodología contaron con sesiones de debate con las personas hospitalizadas y con trabajadores del centro sanitario y del centro de arte. Después de llevar a cabo varias sesiones para valorar el tema de la carroza, se decidió trabajar la idea de El jardín de las delicias, tomando prestado el título del tríptico de El Bosco sobre el destino de la humanidad, para hacer una defensa de la alimentación sana y de proximidad. Esta temática ponía en común los rasgos más relevantes del territorio, y estaba vinculada con algunas de las actividades que los participantes llevaban a cabo en el centro asistencial. A partir del huerto y de los productos sostenibles y ecológicos, se dibujaron y diseñaron los disfraces de flores, plantas, frutas, legumbres y animales, que más tarde confeccionarían. Esta carroza estaba conducida por un caballo hecho con madera reutilizada, fabricado por las personas atendidas que trabajan en el ámbito prelaboral, y todo ello fue acompañado por unos temas musicales con letras adaptadas que compuso el grupo de música del proyecto.
Esta experiencia nos ha permitido trabajar desde la inclusión y realizar un proyecto comunitario, en el que se han implicado varios agentes que han partido del arte para construir una sociedad más integradora. Ha sido una experiencia enriquecedora, que uno de los usuarios participantes describe de la siguiente forma:

El proyecto me sorprendió y, al mismo tiempo, dudaba de que el resultado pudiera ser el esperado. Cuando vi el resultado me sorprendió la obra de arte que hicimos, al igual que los disfraces. Con todo esto quiero decir que ahora me veo capaz de volver a hacer una obra como esta. Participar en esta obra me ha hecho sentir bien, me alegra haber podido participar. Al finalizar me sentí orgulloso de lo que habíamos hecho.




1 comentario:

  1. Hola, comentaros que la carroza es fruto de una reflexión colectiva no en defensa de la alimentación sana y de próximidad sino sobre el impacto que sobre ésta tendría la firma del TTIP (Acuerdo Transatlántico para el Comercio y la Inversión). El caballo de Troya que encabeza la comparsa es obviamente la imagen que utilizan los movimientos sociales en contra del mismo. Por desgracia, al negar la capacidad para articular estos discursos a algunas personas que padecen una enfermedad mental se evidencia que pesa un estigma sobre la locura entre las personas que tratan con ella.

    Felicidades por vuestro grupo de trabajo y blog
    Julia Montilla

    ResponderEliminar