martes, 4 de julio de 2017

LA HISTORIA EN TUS MANOS, LA MIRADA TÁCTIL EN MONS OBSERVANS

La función social del museo exige pensar nuevas fórmulas para fidelizar al público y atraer y captar nuevos visitantes y usuarios. En este contexto, unos de los grandes retos del siglo XXI es entender las instituciones museísticas como espacios de integración social que tienen que contribuir a las políticas de promoción de la educación y del aprendizaje, eliminando barreras sociales y económicas. Los museos y los yacimientos arqueológicos al aire libre no están exentos de estos roles y tienen que ser especialmente sensibles a la hora de abordar este tipo de acceso con el fin de evitar que determinados colectivos se sientan excluidos.

La Mirada Táctil parte de la necesidad de hacer inteligible el patrimonio a toda la ciudadanía. El tacto es la fuente más universal de conocimiento. Aquello que se puede tocar se entiende mucho mejor y resulta más atractivo por lo que comporta de experiencia personal directa y emotiva. En este contexto, el asentamiento romano de Mons Observans, situado en los municipios de Montmeló y Montornès del Vallès, es paradigmático, donde es posible tocar una maqueta interpretativa y su itinerario táctil permite abordar aquello que podríamos llamar la historia táctil de un asentamiento romano.

El yacimiento fue abierto al público el mes de octubre del año 2012. Las obras de adecuación, dirigidas por el Estudio de Arquitectura de Toni Gironès Saderra, fueron premiadas en la XII Bienal Española de Arquitectura y Urbanismo 2013, en la categoría Ciudad y Paisaje. El programa se centró en la construcción de un conjunto de plataformas de gabiones de acero que recuperaron la topografía original del asentamiento haciendo posible el acceso de los visitantes a los diversos ámbitos que configuraban la edificación romana. Las plataformas se rellenaron con tierras del propio yacimiento y con gravas de pizarra procedentes de una antigua cantera de la misma montaña. Esta actuación dio como resultado una gran alfombra de tonalidades ocres que enfatiza el componente geológico del cerro y, a la vez, redibuja y hace comprensibles visualmente las estructuras arqueológicas.

Las visitas efectuadas en el decurso de los primeros cuatro años de funcionamiento del espacio permitieron detectar una cierta dificultad de interpretación del conjunto. El visitante está poco acostumbrado a la interpretación de espacios rellenados y a imaginar e interpretar las estructuras de planta. En este contexto, la maqueta interpretativa instalada el mes de diciembre de 2016 en la entrada del recinto arqueológico permite acotar y reducir la incertidumbre imaginativa y mejorar la comprensión del espacio arquitectónico generado, permite “leer” aquello que el yacimiento había sido en época romana e identificar más fácilmente los diferentes espacios o elementos arquitectónicos que lo conformaban: la muralla, los edificios de servicios, la zona administrativa, los espacios pensados para seguridad y vigilancia, los diseñados como zonas de almacenamiento de las aguas, etc.

El escenógrafo Jon Berrondo Rekalde fue el encargado de realizar el proyecto de maqueta a partir de los planos y dibujos interpretativos del yacimiento y de elaborar una primera versión en cartón a escala reducida que sirvió de modelo para la realización de la maqueta definitiva en hierro corten. La ejecución se llevó a cabo en los talleres de la Forja del Vallès en Montmeló y fue a cargo de los herreros Rafael Martínez Navarro y Gemma Casas Parera. Las tareas de instalación fueron efectuadas por los operarios de la Brigada de Obras y Servicios del Ayuntamiento de Montmeló bajo la supervisión del Museo de Montmeló y de l'Oficina de Patrimoni Cultural con la financiación del programa de la Mirada Táctil de la “Xarxa de Museus Locals” de la Diputación de Barcelona.


Dentro del mismo programa de ayudas de La Mirada Táctil, a través de la Federación de Sordos de Cataluña (FESOCA), se han producido un conjunto de vídeos sobre el yacimiento especialmente dirigidos a personas con discapacidad visual y auditiva. Los nuevos vídeos, que ya se pueden ver a través de YouTube, ofrecen los contenidos adaptados de la visita en audio, en lenguaje de los signos para la comunidad sorda firmante, subtitulado por la comunidad sorda oralista y se pueden visualizar a través de dispositivos móviles.

El año 2017 se prevé complementar el recorrido con la instalación de algunas réplicas manipulables de los principales elementos arqueológicos descubiertos en el yacimiento.
Esta es una pequeña acción para hacer del patrimonio un espacio de integración sensible a las diversidades y compensar las desigualdades comunicativas.



Lluís Rius Font
Técnico de Patrimonio Cultural

Montse Tenas i Busquets
Directora del Museu de Montmeló


No hay comentarios:

Publicar un comentario